En Con Alma de Niños seguimos con una mirada a las Escuelas Municipales de Música del Plan Nacional de Música para la Convivencia. El eje que se abordará en este programa se conoce como Pitos y tambores.
Escucharemos canciones y también temas instrumentales de variados géneros musicales presentes en esta gran región.

Portada de la cartilla Pitos y tambores

Por ejemplo,  escucharemos en la voz de Martina Camargo, cantos de tambora usados en la depresión momposina y en las riberas del Magdalena medio. También aparecerá el porro y la gaita en la interpretación de Juan Lara y Toño Fernández integrantes de Los Gaiteros de San Jacinto. Se sumarán  el porro y el fandango de las bandas pelayeras, aquellas que tienen pitos como el clarinete, el trombón, el bombardino, las trompetas y en la percusión el redoblante, el bombo y los platillos. Sonarán cumbias compuestas  por los músicos Arlington Pardo y  Efrain Mejía. Del primero, sonará el juego de onomatopeyas con las que se enseña a los niños  y alas niñas cómo suenan los instrumentos de percusión como el llamador, el alegre, la tambora, las maracas.

Victoriano Valencia, autor de la cartilla Pitos y tambores

La cartilla Pitos y tambores fue desarrollada y construida por el músico Victoriano Valencia con un equipo de docentes que se dio a la tarea de musicalizar adivinanzas, de proponer acciones lúdicas para generar movimientos corporales. Será una fiesta de sonidos que mostrará la gran variedad de géneros como la chalupa, el son de negros, la puya, el perillero y sonarán diferentes expresiones en las que se integran instrumentos como la flauta de millo o pito atravesado, y también las gaitas. Así, el programa da una mirada a las músicas que se hacen en los departamentos del Atlántico, Bolívar, Magdalena, Sucre, Córdoba y una parte del César. Cada subregión, como escucharemos, tiene sus características, pero todas compartiendo en su espíritu festivo y alegre. 

Fragmento de la cartilla

Apreciaremos un homenaje al culebrero, ese personaje que vende ungüentos, cremas y otros menjurjes, convocando con palabrería y verborragia a la gente en las plazas para convencerla de comprar sus productos. Le seguirá La golera, que es el femenino del Zamuro o el chulo, que es un ave carroñera que cumple un papel ecológico de limpiar el ambiente de seres en descomposición. Así veremos que las Escuelas Municipales de Música del Plan Nacional de Música para la Convivencia, se han de configurado a partir  una política pública nacional que busca garantizar que los niños y las niñas accedan al derecho de la práctica, goce y disfrute de las de las músicas populares y tradicionales de las distintas regiones de Colombia.

La curruta y la adivinanza, musicalizadas en la cartilla

Escúchanos a las 7:30 am todos los sábados o vía streaming en http://unradio.unal.edu.co/